martes, 31 de mayo de 2011

Tengo envidia del cantante de tangos


Sentado en el banco del paseo, acompañado tan sólo por su guitarra, sonaban muy bien los tangos del turco cantor. Si sientes curiosidad no tienes más que pinchar abajo.


Melodía de arrabal- Martín "el turco" Rago

lunes, 30 de mayo de 2011

Pasaporte a la inmortalidad

La vio avanzar lentamente asiéndose retorcida como el tronco de una vid a la barandilla que le servía de apoyo, detrás otra mujer la escoltaba acompañando cada uno de sus pequeños pasos con un impulso a la silla de ruedas. Cuántos grandes esfuerzos, cuántos minúsculos progresos en un intento inútil por retrasar lo inevitable. Todo hubiera sido muy distinto si aquel lejano día en que celebró su décimo octavo cumpleaños no hubiese rechazado la invitación a prolongar la noche que le hizo aquel joven elegante de rostro pálido como la luna que hoy la contemplaba sentado en el banco aprovechándose del débil sol de invierno. Ella siempre ignoró que con aquella negativa perdió la oportunidad de hacerse con un pasaporte hacia la inmortalidad.

viernes, 27 de mayo de 2011

Planes no tan viejos y nuevos planes


Sí, planes no tan viejos. Hace tan solo unos meses, este invierno pasado, dando un paseo junto al mar un encuentro casual me trajo una agradable sorpresa: una invitación especial. Diría más, irrechazable, se me invitaba a compartir una pequeña aventura por paisajes exóticos, una aventura deportiva, con buena compañía garantizada y bajo coste. Se trataba de pasar una semana en Marruecos recorriendo en bici la cordillera del Atlas y destinando un par de días para, haciendo trekking, subir el Toubkal, la montaña mas alta de la cordillera. Aunque no era ningún secreto no quise desvelar el proyecto en el blog por aquello de la mala suerte y que es mejor esperar hasta el final para ver si los planes se cumplen, pero como lamentablemente este año ya no podrá ser por causas que me son ajenas -bajas de última hora y la inestabilidad del norte de África hacen que el proyecto tenga que posponerse-, otras propuestas parecen haber alcanzado el consenso necesario para llevarlas a cabo y rellenar esa semana destinada al sudor, la camaradería y los bonitos paisajes. Una llamada de teléfono terminó por convencerme ayer para subirme a ese carro, así que si no surgen contratiempos me veo dando pedales y arrastrando mi bicicleta en compañía de otros tres penitentes, por las montañas de mi querida Asturias y algunas otras de las vecinas provincias de León y Cantabria, en poco más de un mes. Siete días para ir de Potes a Somiedo, nuestra Transcantábrica.

Ya está Jose, cuenta conmigo.

lunes, 23 de mayo de 2011

A mi querido Vincent

Había algo flotando en el ambiente, algo distinto, algo extraño, no sabría decir exactamente el qué. Seguramente no era una cosa sola sino la suma de varias, lo presentía a medida que avanzaba por la estancia vacía. El suelo y las paredes eran de aséptico mármol negro, lúgubre como un cementerio. Detrás del mostrador del mismo mármol de panteón, la mirada fija del funcionario me atravesaba ausente por encima de las gafas de pasta. No me extrañó que no me contestara cuando le di los buenos días, porque supuse que sus oídos se habrían acostumbrado a hacer de filtro de palabras vanas, tampoco me sorprendió que aguantase impertérrito mi soliloquio de Segismundo durante quince minutos en busca de una hoja de reclamaciones que no me extendió, porque pensé que estaría harto de escuchar problemas de todo tipo de personas que a él ni le van ni le vienen, pero cuando giré y vi el pedestal de la bella Juana de Arco, lo entendí todo, en aquel museo todo era de cera.

jueves, 19 de mayo de 2011

Trust in me





Las flores ni corren ni entienden de velocidad y si las quiero fotografiar tengo que detenerme y acercarme con mimo para no las asustar. He tenido suerte, confiaron en mi y posaron así de guapas.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Sunrise Number 1

La tripulación del transbordador espacial Endeavour ya tiene canción despertador, la elegida es Sunrise Number 1, del grupo asturiano Stormy Mondays. Es posible que cuando tú la escuches esté sonando en el espacio infinito.



“Sunrise Number 1” by Stormy Mondays
Words and music: Jorge Otero

Time to wake up and see the first sunrise
There’ll be fifteen more
Aurora Borealis lights up the horizon
Clouds swirl below

And we don’t care ‘bout rain or shine
When you’re in space the weather’s fine

Blue blue earthshine against a yellow moonshine
Such a sight to behold
Blood orange sunset fades into night lights
Cities etched in gold

And we don’t care ‘bout rain or shine
When you’re in space the weather’s fine

Soon we’ll sail back to our blue marble
Soon we’ll be getting back to normal

Now we don’t care ‘bout rain or shine
When you’re in space the weather’s fine

Traducción

Es hora de despertar y ver el primer amanecer
Habrá quince más
La aurora boreal ilumina el horizonte
Las nubes se arremolinan debajo

Y no nos importa si llueve o si hace sol
Cuando estás en el espacio, siempre hace buen tiempo

El brillo azul, azul de la Tierra, contra el resplandor amarillo de la Luna
Es un espectáculo para la vista
La puesta de sol, en naranja sanguino, se desvanece en luces de ciudad
Ciudades grabadas en oro

Y no nos importa si llueve o si hace sol
Cuando estás en el espacio, siempre hace buen tiempo

Pronto navegaremos de vuelta a nuestra canica azul
Pronto volveremos de nuevo a la normalidad

Pero ahora no nos importa si llueve o si hace sol
Cuando estás en el espacio, siempre hace buen tiempo

martes, 17 de mayo de 2011

Once días de invierno


Sólo te quedan quince días para disfrutar de las fotos que mi amigo Christian Dominguez expone en la sala Mediadvanced, asi que cuando llegues a la altura de la escalera cinco, interrumpe tu paseo junto al mar durante un momento, cruza la acera y recréate en esos instantes tan bellamente congelados por su sensibilidad.

"Once días de Invierno", del 16 al 31 de mayo de 2011 en la galería Mediadavanced/Espacio 01 C/Ezcurdia 8, Gijón.

sábado, 14 de mayo de 2011

Yo fui el responsable



Antes, todos se volvían a mirarla por lo preciosa que era, ahora lo hacen asustados al ver la cicatriz que mancilla su belleza. Yo fui el responsable, yo rompí la armonía de su óvalo perfecto y ahora soy esclavo de su dolor. No sé si es desesperación, o acaso valor, lo que hace que aún estemos juntos, pero hoy ha querido intentarlo de nuevo, hoy vuelve a estar frente a mi enmascarando sus nervios tras su sonrisa y recordándome, aun sin querer, la aciaga noche en que la teñí de sangre. Respiro hondo y una lágrima se desliza por mi mejilla cuando veo su único ojo posándose sobre mi mano trémula... debo continuar, soy el lanzador de cuchillos.

jueves, 12 de mayo de 2011

El Rat Pack

Nací demasiado tarde, tengo nostalgias imposibles de tiempos que no he vivido, soy adicto al blanco y negro, y te confesaré un secreto: antes de ver la luz disfrutaba en países que no he pisado nunca de conciertos de cantantes que cantaban en otros idiomas. Si no me crees, búscame entre el público y verás que no estoy.



El Rat Pack

miércoles, 11 de mayo de 2011

AsturiesConbici



Hace unos días la asociación AsturiesConbici realizó un recorrido por algunos de los carriles bici que poco a poco han ido ganando su espacio en la ciudad. Entre parques, aceras y coches, las bicicletas se han colado, al principio timidamente, hasta hacerse un hueco cada vez más grande. Ahora que cada vez son más las personas que se desplazan al trabajo en bicicleta, los carriles bici son fundamentales. De que la red se extienda por las principales avenidas de la ciudad, depende en gran medida su futuro. La gente quiere carriles útiles y poco a poco se están consiguiendo, al principio no eran más que tramos sin enlaces que no llevaban a ninguna parte.

El éxito de la empresa en Gijón lo tiene esta asociación heredera de Tronchacadenas que con su perseverancia han ido logrando lo que hace años parecía una utopía, convencer de las ventajas de la utilización de la bicicleta a esos individuos de traje y corbata y coches muy caros con chofer.

martes, 10 de mayo de 2011

Es tan cierto

Que los alrededores de mi ciudad me son tan habituales y familiares como el pasillo de mi casa es tan cierto como que la mayoría de mis vecinos urbanitas pensaría que para ver esos paisajes hay que irse a Canadá.


jueves, 5 de mayo de 2011

Sangre azul


Lo encontraron boca abajo, en el medio de un charco de sangre azul. La vecina de al lado se atrevió a aventurarse al ver la puerta de la casa entreabierta y con la curiosidad malsana de la vieja cotilla que era, fue asomándose por las estancias hasta que se encontró con el cadáver en una habitación tan sórdida como todo el barrio. Aterrada por el descubrimiento los ¡Ay! se extendieron primero por la casa y luego por el edificio entero. Diez minutos después la policía trataba de abrirse paso entre la multitud. Lo hallaron desnudo junto a una cama revuelta, sin mas marcas que el cuchillo que tenía clavado en la espalda. El dueño de la casa, el primer sospechoso, no se encontraba en el lugar del crimen. Parecía claro, crimen pasional, sólo había que averiguar el paradero del propietario de tan infecto lugar y la identidad de la víctima. Con mucha cautela los investigadores intentaron, sin éxito las dos cosas, nadie en la alta sociedad echaba en falta a aquel joven de piel blanca inmaculada y sangre noble. Todo dio un vuelco cuando del laboratorio les llegó el resultado de las muestras de sangre. El muerto y el huido eran la misma persona, el dueño de la tienda de tatuajes.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Cuando las nubes se caen


Hay días que nadie sujeta el cielo, días en que las nubes caen sobre las cabezas como el helado que se derrite arrolla por el cucurucho. El domingo fue uno de esos.

Tenía preparada una canción tan gris como el día, pero esta suena mucho más primaveral.


Engelbert Humperdinck- Can't take my eyes off you

martes, 3 de mayo de 2011

Fue Dead

Aguarda al final del callejón, paciente, las piernas abiertas a la altura de los hombros, los brazos relajados, las manos sueltas, los dedos tamborileando en el aire. Espera el momento, desafiante, seguro, confiado, paciente, la mirada fija bajo la sombra del ala de su sombrero. Todos pasan, nadie se para. Uno lo hace, se detiene, un pulgar acaricia la culata de un revólver, sigue, teme no ser lo bastante rápido para él. Es un pistolero, un killer, un fast-hand que no tiene nada de Clapton, pero no hay nada que temer, en su pecho reluce una estrella de cinco puntas, es un marshall. Hoy ha tenido que disparar, igual que Wyatt Earp en O.K. Corral, toda la justicia de miles concentrada en unos gramos de plomo. En el cartel estaba escrito:"Dead or Alive", fue dead.

Otras cosas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...