lunes, 20 de septiembre de 2010

La ventana

-¡Cuidado!¡Tenga cuidado! Esa acera es peligrosa, podría caerle algo encima.
-¿Algo? ¿Algo, cómo qué?
-Pues lo mismo le puede caer una guitarra, ¡mire, ahí va una!
-¡Ay dios, es verdad!

Había que asumir riesgos para pasar por debajo de aquella ventana, cualquier cosa se te podía venir encima, te podían llover guitarras eléctricas, bajos, baterías, teclados, una clave de sol... en una ocasión hasta salió volando un tipo con melenas y chupa de cuero. Lamentablemente abajo no había público para recogerlo. Era tal la turbulencia que emanaba de aquella ventana, que las palomas despistadas que por allí pasaban eran lanzadas por una corriente atronadora contra la fachada del edificio de enfrente, algunas se salvaban pero otras descontroladas se estrellaban contra la pared. En el interior de la casa sucedían fenómenos extraños, los cristales vibraban, las gemelas agujas del amplificador rebotaban contra los topes y los altavoces corrían por encima de la librería del salón amenazando con saltar al vacío. Pero había otros ruidos más extraños, venían del piso de arriba, eran repetitivos y secos y no llevaban el ritmo. Esos poltergeist eran contestados como un eco, bastaba con reproducir con la escoba los golpes en el techo, a veces hasta se devolvía alguno de más.

Esta la conozco, Rock you like a hurricane, de los Scorpions, ¿no?



1 comentario:

  1. Buena elección musical, me encantará disfrutarla...

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. Gracias.

Otras cosas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...